jueves, 7 de abril de 2022

LA MUERTE DE UN PSICOANALISTA ( Una experiencia grupo-analítica)

" Las líneas que van a seguir a continuación están basadas en una experiencia personal, como observador al mismo tiempo que participante, durante un año, en un grupo terapéutico/didáctico de orientación analítica..."





ARTICULOS ORIGINALES

LA MUERTE DE UN PSICOANALISTA

(una experiencia grupo-analítica)

Dr. Carlos Frigola

 

Las líneas que van a seguir a continuación están basadas en una experiencia personal, como observador al mismo tiempo que participante, durante un año, en un grupo terapéutico/didáctico de orientación analítica compuesto por catorce personas, cuyas edades estaban comprendidas entre los 25 y los 46 años, mitad hombres y mitad mujeres. Nos reunimos una vez por semana ininterrumpidamente, durante una hora y media de duración a excepción de dos semanas por Navidad y una por Semana Santa. En este grupo estaban incluidos dos pacientes, aunque el grupo en sí no era un grupo terapéutico propiamente dicho. Las profesiones de los distintos miembros estaban más o menos relacionadas con la psicología, la psiquiatría y la salud mental. Este grupo estaba organizado por el “Institute of Group Analisis” de Londres.

El desarrollo de dicho grupo a lo largo de las primera nueve sesiones fue normal. Cuatro días después de la novena sesión, los integrantes del grupo recibimos una carta en la que se nos comunicaba que el Dr. Smith (1) había fallecido en su domicilio de un ataque cardiaco. Por otra parte, se nos comunicaba que el funeral tendría lugar dos días después y que estábamos especialmente invitados. Al final de la carta se refería a que la dirección del Centro que había organizado el grupo haría todo lo posible para que éste pudiera seguir sin interrupción.

Todos los integrantes del grupo acudimos puntualmente a la sesión décima, a excepción de un miembro que se retrasó unos 3 o 4 minutos. A la hora de costumbre, el secretario del Instituto entró en la habitación donde tenían lugar las sesiones acompañado de un nuevo psicoanalista. El grupo empezó a mostrar su sorpresa a través de la interacción no-verbal expresada en forma de gestos, miradas y desafíos entre los miembros y entre estos y el nuevo psicoterapeuta. El secretario nos lo presentó y nos comunicó que en adelante el tomaría la dirección del grupo del Dr. Smith, recientemente fallecido.

Una vez que el secretario hubo abandonado la habitación, el nuevo psicoterapeuta entregó al miembro que estaba situado a su derecha un papel en blanco para que cada cual escribiera su nombre de pila y que lo fuera pasando hasta que se completara la lista. Esto serviría para conocer más rápidamente- según dijo-el nombre de cada uno de los integrantes del grupo. Una vez completada la lista, el miembro de su izquierda le entregó el papel.

En esta sesión Anne, uno de los miembros llegó unos minutos tarde. Tal como reconoció posteriormente, experimentó un gran sobresalto por la presencia física del nuevo terapeuta. Al entrar, y aunque había una silla disponible, Anne prefirió sentarse en el suelo antes de ocupar el sitio del DR. Smith, ya que según su “fantasía” era la silla preferida del psicoanalista fallecido: aunque el resto del grupo no estuvo de acuerdo con este hecho. Tal comportamiento, fuera de lo corriente (función de la experiencia de relación) fue experimentado por los miembros restantes como muy anormal, cerca de lo “psicótico”. Sin embargo, la sorpresa del grupo por la conducta de Anne fue debida, más que a la rareza de la explicación subsiguiente, “Quiero dejar este sitio libre en su memoria”, al hecho en sí de sentarse en el suelo, comportamiento que el grupo no entendía en absoluto.

El comportamiento de Anne, función de su experiencia inconsciente y no como un dato aislado desprovisto de finalidad (proceso) se llenó de sentido cuando dicho comportamiento de analizó en función de la praxis básica de grupo. La sorpresa del grupo fue debida a que experimentó la praxis de Anne como un proceso, y etiquetó – tres sesiones más adelante- su conducta como psicótica. El grupo des territorializado y acéfalo  que hizo todo lo posible para mantener su” razón- de- ser” lo lograría, no a través de la razón de ser, es decir su seguridad ontológica sino a través de la seguridad óntica: la apariencia- de -ser; apariencia que Anne cuestionó al sentarse en el suelo. En otras palabras, para el grupo era más importante el hecho de aparentar ser que el hecho de ser en sí. Era más importante el obedecer pasivamente y continuar siendo un miembro normal/ adaptado del grupo -ahora huérfano y sin líder- que el propio contenido el mandato inconsciente: “El grupo, que es más importante que la suma de sus partes, no puede morir.

Más adelante, en esta misma sesión, tres de los miembros que fueron los únicos que asistieron al funeral, empezaron a brindar al grupo el material de éste, facilitando al mismo tiempo toda suerte de detalles, intentando así presentar una imagen humana del psicoanalista fallecido. Hablaban, por ejemplo, de su familia, de la casa donde vivía, de sus aficiones (era un reconocido jugador de bridge). Etc. Los miembros restantes insistían y preguntaban compulsivamente por más información. El nuevo psicoterapeuta hizo la siguiente interpretación en estos términos. El grupo estaba ahora a merced de los tres miembros, los cuales lo manipulaban a través del material personal. Algunos de los miembros se habían disculpado por su ausencia al funeral a los que si asistieron. Por esta razón, la asistencia al funeral fuera debida quizá a “poderosas” razones personales; ya que todos los miembros habían sido invitados y solamente ellos tres asistieron. Su comportamiento exhibicionista/voyeur frente al grupo podía ser consecuencia de tales razones.

Esta interpretación inesperada fue vista como una intrusión, un ataque directo al grupo, así como un intento de romper su unidad. Anne, manifestando una profunda tensión interior- producto de la pasada experiencia con el anterior psicoanalista, al cual había identificado con su padre- cuestionó al grupo, aunque no de forma directa: ¿quién era aquel extraño que estaba “representando el papel de psicoterapeuta”? ¿Quién era él para hablar en nombre del grupo? El nuevo psicoanalista utilizaba siempre el nombre de “Dr. Smith” cuando se refería a su antecesor, mientras el grupo utilizaba el termino “él” en una especie de tuteo. En aquel momento no pudimos dilucidar si el tuteo era un tabú nominal o tenía otras implicaciones. De todas maneras, el clima de esta sesión era de una fuerte excitación.

 

La orgía

La sesión siguiente enlazaba ya con las vacaciones e Navidad, por lo que quedaban dos semanas hasta la próxima sesión. En esta sesión memorable el grupo se dirigió, desde el primer momento, hacia la orgia. Uno de los miembros, Peter, empezó diciendo que durante la última sesión había experimentado una fuerte excitación sexual- que se había manifestado incluso en una erección placentera, según dijo, - cundo uno de sus miembros María lloraba desconsoladamente al relatar le experiencia de sus relaciones familiares, con especial énfasis, en la relación con su hermano que estaba ingresado en un hospital mental. El grupo, como-un-todo, ignorando a nivel consciente la muerte del anterior psicoterapeuta, se dirigió- después del relato de Peter- hacia una especia de orgía dionisiaca que se manifestó como una explosión de los profundos y a la vez reprimidos impulsos sexuales de unos miembros hacia otros. Por vez primera el grupo tomaba consciencia del sexo de los diferentes miembros del mismo, ya que hasta entonces- según el mismo grupo- este había sido neutro o asexual. Los miembros se seducían mutuamente y parecía que se perdía el control. Esta pérdida del control (desmadre) se manifestaba en una pérdida progresiva del control orgáamico. (2). 

Al llegar a este punto Susan, la más atractiva según la mayoría de los miembros masculinos del grupo, se dirigió a éste, concienciándolo de la realidad dolorosa de la separación durante el lapso de tiempo de las vacaciones próximas. Señaló que, a pesar de la separación forzosa, el grupo tendría la oportunidad de seguir siendo “grupo”, ya que ella iba a hacer un programa en la televisión (todos ignoraban hasta  entonces cuál era su profesión) y podrían verla fuera de las sesiones, y, por lo tanto, “pensar” en el grupo. Otro de los miembros, David, hizo una declaración parecida. Señaló que intervendría en un programa de información pública, también por televisión.

El psicoterapeuta hizo una interpretación en el sentido que el grupo-como-un-todo había intentado la continuidad del grupo (con el psicoanalista fallecido) a través de la orgia: copulando en fantasía  como la única posibilidad de continuar la vida del terapeuta fallecido, en un intento de superar la muerte a través de crear algo nuevo. Al fracasar en este intento de ritualización, el grupo se dirigió hacia la continuidad histórica. Al brindar los dos miembros del grupo (Susan y David) la posibilidad de continuar como “grupo” las dos semanas de vacaciones, perpetuaban “históricamente” al líder fallecido.

En esta sesión se produjo el primer abandono. El psicoterapeuta comunicó al grupo que había recibido una notificación por parte de Anne en la le indicaba que, en adelante, por razones personales, no podría asistir a más sesiones.

 

El cambio

En la primera sesión después de vacaciones de Navidad, el terapeuta comunicó al grupo que había recibido una segunda nota de Anne en la que le comunicaba que había sido ingresada en un hospital mental. Hennar- un miembro del grupo dijo que ya conocía la noticia por conducto profesional, noticia que por otra parte no le extrañaba excesivamente. Si embargo, añadió que se sorprendía porque unas semanas antes, Anne había hablado con ella (fuera del grupo) de su trabajo en una comunidad terapéutica en la cual había una plaza vacante de asistente social. Hennar facilitó al grupo toda suerte de detalles del desarrollo “psicótico” de Anne, de la misma forma como unas semanas antes lo hiciera con el material del funeral del Dr. Smith. Está sesión transcurrió con mucha ansiedad por parte de algunos miembros del grupo, ya que este no esperaba que las cosas hubieran ido tan lejos para Anne. Hennar continuó relatando todo lo referente a Anne durante las dos semanas de vacaciones.

De pronto, la figura del nuevo terapeuta cobró un interés inusitado. Se habrían cambiado algunos muebles y cuadros de la habitación donde tenían lugar las sesiones- cosa al parecer corriente durante las pausas de vacaciones. Sin embargo, el grupo lo vio como una exigencia hacia el cambio, enfrentándose así con el principio de realidad. Los miembros del grupo estuvieron intercambiando sus impresiones acerca de las diferencias entre los distintos mobiliarios y experimentaron, en general, el mobiliario actual (perteneciente en fantasía al nuevo analista) como mucho más “joven” y “dinámico”. Simultáneamente apareció un sentimiento de culpa y amargura por la muerte del Dr. Smith. El grupo sintió en sus carnes como “si lo hubiera matado”. Uno de los miembros se refirió a la situación de la siguiente forma: “Era bastante mayor como para soportar la carga de todos nosotros”. Otro dijo: “Se le veía muy delicado de salud últimamente”; nuestras continuas discusiones seguramente debieron perjudicarle”. Al mismo tiempo se experimentó la crisis de Anne un “proceso” cuya casusa remota era “…el fallecimiento o quizá la sorpresa pidieron ser, en fin…la gota que hace derramar el vaso” según dijo uno de los miembros.

Tengo que hacer notar- a propósito de este “proceso”- que en la sesión anterior al fallecimiento del Dr. Smith, Anne relató al grupo la siguiente experiencia. Como había llegado unos cinco minutos antes a la sesión había visto como el psicoanalista había cambia cambiado el orden de las sillas. Manifestó, sin darles más importancia, que quizá estaba colocando un magnetófono para grabar las sesiones, cosa sin importancia según ella, dadas las características del grupo, compuesto sobre todo por profesionales de la psicología.

 

La restauración

En la sesión siguiente, al comienzo, Pablo relató un sueño que había tenido durante la semana y dadas las características, creyó que podía tener relación con lo que estaba pasando en el grupo. Soñó que había sido invitado por algunos miembros del grupo a una cena. Recordaba vagamente que estaba comiendo algo- quizá un pollo  y que, a pesar de no estar acostumbrado a comerlo con las manos, en el sueño recordaba que así lo hacía, “pelando” todos los huesos y amontonándolos en una especie de recipiente. Al llegar aquí contó que se había despertado con una gran sensación de angustia. Otro miembro, Angela, al escuchar este sueño, se dirigió al psicoterapeuta y dijo, sonriendo que ella también había estado soñando con “huesos”. Había soñado que era una fecha importante para ella- quizás algún aniversario- y que había llegado (no recordaba cómo) a un cementerio en el que había unas tumbas. Unos hombres estaban cavando una tumba y empezaban, de repente, a aparecer huesos (3).

Estos sueños produjeron mucha interacción verbal entre los miembros al interpretarlo el psicoanalista como el intento del grupo de “desenterrar” todo el material reprimido de las nueve sesiones con el Dr. Smith; siendo los huesos del sueño los propios huesos del psicoanalista fallecido.

En este punto, algunos miembros hacían su propia interpretación como el recuerdo reprimido de la comida antropomórfica. Los miembros habían matado (inconscientemente) a su líder y se lo habían comido (incorporado). De hecho, los grupos didácticos funcionan a nivel oral: a aprender de la experiencia. Por otra parte, estaba patente en el grupo la idea del retorno infantil al totemismo, cuando los hermanos (en asamblea) decidieron poner fin a la horda primitiva, matando al padre y devorando su cadáver. El grupo hablaba y hablaba compulsivamente en un intento de comprender intelectualmente el horrible crimen.

A lo largo de las sucesivas sesiones, cuando se des intelectualizaron las interpretaciones y comentarios obsesivos de los miembros fue apareciendo en el grupo, cada vez de forma más nítida, la ambivalencia entre el dolor (consciente) y la satisfacción (inconsciente) por la muerte fertilizante de la madre tierra

Sin embargo, el grupo estaba todavía buscando un sustituto para Anne-que por cierto nunca se reincorporó-para que se hiciera cargo del sentimiento de culpa de haber dejado morir al psicoanalista. Lo encontró en Pablo, que se entregó al grupo para representar el papel de “chivo expiatorio”. Pablo, que tenia problemas evidentes, como explicó en una ocasión, lo difícil que era su vida familiar: su madre padecía una psicosis maniaco-depresiva y su padre alcohólico, fue elegido (o mejor dicho se eligió a sí mismo) para descargar la ansiedad que la reparación producía en el grupo.

Cada vez fue más evidente la ansiedad ahora volcada sobre Pablo, que, por otro lado, aceptaba de buen grado este rol, que era muy conocido para él, ya que se definía a sí mismo como el purificador de la realidad de su familia. Pablo fue, de hecho, el nuevo líder del grupo. De esta forma el grupo iba sintiéndose menos culpable de la muerte de su psicoanalista. Al mismo tiempo que aumentaba inconscientemente la satisfacción del deseo reprimido de matar al psicoanalista como consecuencia de una ambivalencia entre el deseo y el duelo de su muerte, por lo que se eligió una víctima propiciatoria adecuada. Además, el proceso de defensa que negaba este deseo inconsciente se convirtió, por mecanismos proyectivos, en la idea paranoica que fue el propio grupo el único culpable del desarrollo psicótico de uno de sus miembros.


(1)   Los nombres que aparecen en este trabajo son figurados.
(2)   Los ritos dionisiacos, tienen, en el fondo, un profundo significado religioso y político a la vez, teñidos de una corriente libidinal entre lo espiritual y lo físico y viceversa. La orgia implica la necesidad, por parte de los participantes, del abandono hacia la naturaleza animal para poder experimentar el poder fertilizante de la madre tierra. Dionisos y Ariadna inician, de esta forma, al discípulo en los secretos de la naturaleza. En un nivel más profundo, el rito dionisiaco iniciático equivaldría al rito de Orfeo.
 
En la época que tuvo lugar el desarrollo de esta experiencia grupal, falleció el Dr. Foulkes, fundador del “Institute of Group Analysis” de Londres y uno de los pioneros del trabajo grupal y comunitario en el Reino Unido desde la Segunda Guerra Mundial. Durante los últimos años he seguido personalmente- a través de la revista- “Group Analysis” del instituto el desarrollo de esta organización, sobre todo en Europa. Si observamos la revista del Instituto de estos años, nos enfrentamos, en primer lugar, con la elaboración del duelo entre sus colaboradores más íntimos. Posteriormente comienza a surgir la cuestión política del poder y su anclaje socio-económico. Actualmente la revista ha perdido el formato inicial y se ha adaptado a las exigencias pragmáticas de nuestro tiempo.
 
Para los nuevos psicoterapeutas que no le conocieron pero que utilizan el grupo como un instrumento terapéutico y didáctico (y de cambio) imprescindible en nuestros días, sobre todo a nivel de  instituciones, Foulkes, sólo significa un nombre en los libros de texto. Desde su muerte, el número de lectores y alumnos de la organización grupo-analítica se ha multiplicado por diez. Con la muerte de Foulkes, Lacan y Bion, se han cerrado posiblemente las ceremonias iniciáticas del movimiento psicoanalítico.
 
(3)   Los huesos tienen un valor simbólico evidente. En Ezequiel, la llanura de los huesos que se reaniman simboliza el pasado de Israel y la profecía se refiere a la Restauración.
 
He estado recientemente en le monasterio de Poblet, conviviendo con los monjes del Cister durante unos días y participando, como no, en las “experiencias grupales” y en la regla del silencio. Para los que no lo conozcan les diré que Poblet es “todo un mundo” como dice Josep Pla. Allí se encuentran todos los huesos de nuestros reyes de Cataluña y Aragón desde el siglo XII. El visitante se encuentra con la sorpresa de la maravillosa restauración de esta joya arquitectónica, salvajemente destruida por las hordas bárbaras de 1830-40. El abad Admot se refiere a ello: “La profecía del  capítulo XXXVII de Ezequiel- que por cierto siempre fue considerado por los psiquiatras krepelinianos como un esquizofrénico- dar vida al inmenso campo de osamenta que se presentó delante de sus ojos se está realizando en nuestro monasterio. Ojivas caídas, ventanas góticas des horadadas, ruinas por todas partes, destrucción y silencio de sepulcro, eran la imagen desoladora de la visión profética. ¿Crees tú que podrán revivir estos huesos?, y delante del gesto de la duda, discretamente expresado, la palabra de Dios resonó en medio del silencio.” Yo haré entrar en vosotros un espíritu y viviréis”

Este articulo fue publicado en el Boletín  de la Sociedad Española de Psicoterapia y Técnicas de Grupo en mayo del 1987.

                                                                                                                                               















viernes, 4 de marzo de 2022

EL NUEVO MODJU - A propósito de la Guerra de Ucrania

 Os comparto el siguiente artículo que he escrito sobre la guerra en Ucrania. Un saludo.






EL NUEVO MODJU

A propósito de la  Guerra  de Ucrania

Carles Frigola

 

 

 

En su libro El Asesinato de Cristo, (1956) Reich se encuentra frente a la cuestión política del poder y su anclaje bio-sexual. Cuando describe a Cristo como un ser de amor, dotado de la capacidad de abandono amoroso describe al prototipo del Nuevo Líder. El que no puede ser sino la antítesis de Modju, el Asesino. Neologismo  derivado de la contracción de Mocenigo –  que entregó a la Inquisición al sabio italiano Giordano Bruno – y de Djugachvili, alias Stalin, “padre (asesino) de los pueblos”. Por lo tanto el nuevo líder no deberá tampoco cometer el error liberal que condujo a Cristo al Monte Gólgota por haber “lógicamente” creído, tomando la perspectiva de su propia vida, que el hombre colmado por Él, no soñaría más que con dar al próximo. Reich explica: “El Maestro olvida que los largos años de hambre han hecho perder a los beneficiarios de su liberalidad la capacidad de dar. Se han transformado en simples canales, no dejando pasar el agua más que en un solo sentido. Son como recipientes agujereados. Y es precisamente esto lo que conducirá al asesinato del maestro generoso”.

De este error liberal (el pacifismo  ideológico, el desarme de Europa, el aspecto ilusorio de una paz universal, etcétera) volvería a hablar en una carta a su amigo Alexander Neil: “…No hay que confundir la realidad del hombre patológico con el principio de la dignidad humana de Locke. La humanidad entera ha sido arrastrada al abismo a causa de esta confusión liberal”. Esta confusión liberal la observamos actualmente con the human cluelessness, una hipnosis social, una distopía que ha distorsionado la realidad sociopolítica y que hemos sufrido la mayoría de los ciudadanos de Europa en los últimos veinte años, y todavía algunos la siguen sufriendo,   respecto al liderazgo autoritario y totalitario de Vladimir Putin, la reencarnación en nuestros días de Modju.

Reich, que nació precisamente en la Galitzia austrohúngara y fue  testimonio de las peores atrocidades del siglo XX, la Primera Guerra Mundial, y después  Stalin y Hitler,  añade: “La observación de Marx de que él “no era marxista” expresa bien este pensamiento. El no hubiera jamás soñado fundar una organización política si hubiera sido el pensamiento racional y no el pensamiento irracional lo que hubiera regido las masas humanas. El aparato político era frecuentemente indispensable, pero constituía siempre una medida de apuro, convertida en necesaria por el irracionalismo de los hombres”. Fue pues la Plaga Emocional la que hizo de la ciencia marxista el marxismo de los partidos políticos que no tiene la menor relación con esta ciencia y sí tiene una gran parte de responsabilidad en el renacimiento de los fascismos del siglo XXI.

La coerción autoritaria penetra en todas las capas de la población, y en todos los países se puede decir lo mismo de los pensamientos y los actos que se dirigen en contra de la libertad y de los derechos humanos. No se trata en suma de “lucha de clases” como cree la sociología mecanicista. No, las personas dotadas de una estructura caracterología  capaz de asumir la libertad luchan contra aquellos que tienen una estructura caracterológica autoritaria. Esto lo  estamos viendo en Ucrania, donde las personas dotadas de una estructura caracterológica libertaria y democrática  luchan, arriesgando su vida,  por los derechos de todos los trabajadores y trabajadoras  de Europa y del mundo contra las dictaduras que, entre paréntesis, nacen frecuentemente de regímenes autoritarios que son hijos del proletariado.

Mientras que las mujeres y los niños abandonan Ucrania para alejarse de la guerra, algunos compatriotas cruzan la frontera en sentido contrario para luchar contra el invasor ruso. Reverberando las historias de David contra Goliat, de Espartaco contra las legiones de Craso, los ucranianos defienden la libertad con su propia vida. La cuestión esencial no es ya ¿eres tu rico o pobre, tienes un piso de propiedad o de alquiler, eres de profesión liberal u obrera? La cuestión es   ¿luchas tú o no activamente, por la defensa y el desarrollo de una más grande libertad humana? 

Las ideologías autoritarias y las ideologías que están a favor de la libertad y de los derechos humanos no tienen nada que ver con la división de clases. La manipulación de las emociones de las masas populares  la hipnosis social, donde las consecuencias de la manipulación y el adoctrinamiento masivo, generalmente a cargo de un estado autoritario llevan a un control absoluto de los ciudadanos) es de una importancia igual, por no decir superior, a los intereses puramente económicos de la clase trabajadora. Para Reich, la adhesión a los fascismos (negro y rojo) no era debida a “un momento de perturbación económica” como decían los “marxistas” de la época ni a un “masoquismo primario” como pretendían los “freudianos”. El fascismo solo puede ser explicado si nos remontamos a sus fuentes que son la familia autoritaria patriarcal  y a la educación represiva, que estructuran al individuo de una manera rígida desde los primeros años de la vida. En cuanto al rol autoritario del padre, refleja su rol político y desvela la relación de la familia con el estado autoritario. En efecto, en el interior de la familia patriarcal,  el padre adopta la misma actitud que su jefe jerárquico fija en relación al proceso de producción. Y se apresura a transmitir a sus hijos e hijas, y muy especialmente a sus hijos, su estado de sujeción en relación a la autoridad establecida. Cuando el niño se convierte en adolescente tiene la necesidad de un Nuevo Modju para transferirle  el conjunto de actitudes emocionales y afectivas que se dirigían no ha mucho a su padre protector y representativo. Caracterológicamente idénticos, los individuos se identifican con el Nuevo Modju, experimentando al mismo tiempo un sentimiento de deseo infantil de protección. A su vez, el Nuevo Modju, yendo al encuentro de este deseo de las masas entra, si se puede decir, en “armonía” con la estructura caracterológica media de esta masa.  Así, el cuadro familiar se convierte en nacional y la masa se identifica con la pareja Nuevo Modju – Patria por su formidable fuerza, a la vez, narcisista y masoquista. Esto permite llevar el proceso de identificación con el Nuevo Modju hasta una verdadera comunión nacionalista. “Si el fascismo – escribe Reich – se apoya con tanto éxito sobre el pensamiento y la sensibilidad mística (hipnótica) de las masas, la lucha contra el misticismo no puede ser ganado más que si se combate con métodos pedagógicos y terapéuticos la contaminación mística de las masas”.

Podemos ver al personaje de Cristo- personaje mítico o histórico, ¡qué importa! – en tanto que modelo del individuo no acorazado, sin armadura, libre de ataduras, que “amaba a todas las mujeres” y representante auténtico de esta religión del amor, de la cual fue por tanto el símbolo. Con el asesinato de Cristo es la vida misma la que es asesinada por la corte de “pestilentes emocionales” que quieren ahogar en ellos y a su alrededor toda manifestación de lo viviente. Este asesinato es permanente: ataca cada día a hombres y mujeres; a viejos y jóvenes y sobre todo, en particular, a adolescentes y a niños y niñas. Es el asesinato de todos los seres humanos no acorazados, portadores del principio de la vida. Este asesinato se perpetúa en todos los conflictos humanitarios del planeta. Se repite en todas las guerras, donde los jóvenes y los niños son especialmente atacados por esta cultura anti- vida.

El libro El Asesinato de Cristo está dedicado a los Niños del Futuro en los que reside en adelante el último esfuerzo de restablecer la preeminencia de lo viviente sobre la mórbido. Bien se trate de perturbaciones emocionales de los “animales humanos” que constituyen nuestras sociedades modernas; que se trate de la irracionalidad de las sociedades desestructuradas y desestructurantes, o se trate de la locura política partidista constituida en principio activo de gobierno o se trate, en fin, del dogmatismo  de la ciencia frente a las convulsiones entrópicas, el pánico energético, el cambio climático, etcétera. Que se trate de todo esto, y aun más, en cualquier sentido que nos dirijamos siguiendo el flujo de la Vida viviente, amenazada en todo el planeta, y, en este momento histórico en Ucrania, encontramos en el asesinato de Cristo una irreductible lección.  Y con una gran   esperanza, me gustaría añadir.

 

 

 

lunes, 31 de enero de 2022

PRESENTACIÓN DEL LIBRO ANATOMÍA DE LAS EMOCIONES_VIDEO

Saludos, 

Me alegra el poder compartir con todos/as este video de la presentación del libro Anatomía de las Emociones que presentamos el pasado día 27 de enero en la biblioteca pública Fages de Climent en la ciudad de Figueres.

Lurdes Reina,  ha realizado la traducción al castellano del texto que escribió para esta ocasión y que leyó al inicio de la presentación. Gracias.


Enlace al video de la presentación:  https://www.youtube.com/watch?v=DvVxSDucy_w




PRESENTACIÓN LIBRO “ANATOMIA DE LAS EMOCIONES

DR. CARLES FRIGOLA

Lurdes Reina


 

Figueres, 27 de Enero de 2022- Biblioteca de Figueres

 

 

El Dr. Carles Frigola Serra es Médico Orgonomista, Psiquiatra y Psicoanalista, nacido en Borrassà, con un gran recorrido profesional y personal.

 

Desde sus inicios como Médico Rural en Perelada pasando por su experiencia en Londres en la Clínica Tavistock, donde conoció, entre otros, a Eva Reich, hija de Wilhelm Reich, con la que vivió de primera mano métodos terapéuticos diferentes a los que había conocido hasta entonces.

 

Descubrió su cuerpo, sus emociones y su mente como una Unidad y no como algo separado. Aquella percepción le pareció lo suficientemente reveladora y se empezó a interesar por las investigaciones del Dr. Wilhelm Reich y la Orgonomía.

 

El Dr. Frigola se define como un científico naturista, es decir, partidario de métodos no agresivos en el tratamiento de las diferentes patologías del Ser Humano.

 

Fue el funcionalismo de las cosas que hizo que variara el enfoque de su profesión. Comenta que en la naturaleza cada árbol, cada planta, cada fruto tiene su propia evolución, y no crece de golpe.

Asumir esto, fue como pasar de la ciencia a la conciencia, lo cual le llevó de vuelta a los orígenes, a descubrir que su sistema de supervivencia depende de la fuente de la vida y que su vitalidad depende también de esta fuente.

 

Actualmente es Médico Orgonomista de la Clínica de Medicina Orgonómica y Director de la Fundación Wilhelm Reich a Creixell, Borrassà.

 

Autor de varios libros publicados como:

 

       La Inmaculada Decepción

       La vida y la Obra de Wilhelm Reich

       Los Ángeles Caídos

       Revista de Ciencias Orgonómicas

       El Carácter Femenino

       Primeros Auxilios Emocionales.

 

Y autor también de artículos en lengua catalana, castellana, inglés y alemán.

 

El último libro escrito por el Dr. Frigola y que hoy presentamos es ANATOMIA DE LAS EMOCIONES.

 

Anatomía de las Emociones describe el recorrido de una sociedad autoritaria (anterior a 1968) a una sociedad más permisiva y al nacimiento de la cultura de lo “políticamente correcto”

 

EN sus páginas argumenta que la sociedad con la “nueva normalidad” ha enfermado, así como muchos actores de la nueva política.

Continúa desmenuzando en el libro, cómo la gestión de la Covid-19 está dando paso a la “Plaga Emocional”, una enfermedad altamente infecciosa y contagiosa, es decir, nos encontramos delante de una Pandemia de pánico.

 

El libro sigue con una gran interrogante: ¿Existe una experiencia traumática en la vida emocional de los ciudadanos y en la sociedad?. Con este interrogante como hilo conductor, es desde donde el Dr. Frigola va analizando las diferentes estructuras del carácter de la ciudadanía del siglo XXI y los sentimientos de la posmodernidad.

 

Las emociones están presentes en nuestra vida social. Las abundantes y tan actuales Fake News son mentiras en un sistema social, las cuales van impregnando de reacciones emocionales dando paso a las mentiras emotivas creíbles y que son la causa de la Plaga Emocional, origen de todo tipo de populismos. El libro recoge todo un capítulo al desarrollo de este tema tan interesante.

 

El título del libro Anatomía de las Emociones ya lleva implícito dos términos interesantes:

 

ANATOMIA: que entre otras acepciones, quiere decir diseccionar, examinar de forma detallada....

Pero, ¿para qué sirve la anatomía? ¿Cuál es su función?

Sirve, entre otras cosas, para comprender de forma más profunda la composición y función de los organismos vivos.

 

Por otra parte tenemos el término EMOCION: del latín emovere, es decir, movimiento. Y nos podríamos hacer la misma pregunta, ¿para qué sirven las emociones, cuál es su función?

 

Aquí es donde el libro empieza a desplegar su recorrido con una disección del movimiento que vivimos continuamente en nuestro interior como seres humanos, unas veces más conscientes que otras, pero siempre presentes, somos interpelados interior y exteriormente, reaccionamos como seres vivos, co-existentes con lo que nos rodea, las emociones nos mueven.

 

Creo interesante extraer unas palabras del Dr. Frigola en el libro, haciendo referencia a les “Emociones de la Posmodernidad”. Dice literalmente: “Es capital recordar justo en este punto los matices entre Moral ( costumbre heredada y repetida) y Ética ( actitud adquirida, reflexionada, auténtica, y a menudo alejada de la costumbre social).

 

Analiza también la situación actual del Psicoanálisis y va desgranando las fases de este laborioso proceso de la mano de las estaciones meteorológicas, de una forma orgánica y poética. Desde la primavera de la mente, pasando por todas las estaciones, hasta llegar al invierno de la mente.

 

Describe que la finalidad última del psicoanálisis es el establecimiento de la capacidad de autoanálisis por parte  del paciente. Acaba este capítulo con esta  frase esperanzadora:

“ Hacia el pasado, gratitud, hacia el presente, servicio a los demás y hacia el futuro responsabilidad”.

 

Dr. Frigola, muchas gracias por este testimonio escrito de su experiencia profesional y vital, y que de forma generosa pone al alcance de todos nosotros.

 

Gracias.!


jueves, 20 de enero de 2022

PRESENTACIÓN DEL LIBRO ANATOMIA DE LAS EMOCIONES

Us convido a la presentació del meu llibre: Anatomía de las Emociones que tindrà lloc el proper dijous 27 de gener a la biblioteca Fages de Climent de Figueres.

Salutacions,

Carles Frigola


Os invito a la presentación de mi libro: Anatomía de las Emociones  que tendrá lugar el próximo jueves 27 de enero en la biblioteca Fages de de Climent de Figueres. 

Saludos

Carles Frigola




martes, 30 de noviembre de 2021

EADA TV Investigación y Entrevistas Carles Frigola 30/10/2021

 

Marcela Pironti: ¿"Carles, ha encontrado la clave definitiva que nuestros espectadores puedan preservar"?

Carles: "...mi libro que buscaba en Poblet, mi libro que buscaba en la Tavistock estudiando los artículos de los psicoanalistas más famosos ahora lo tengo cada día en la naturaleza, caminando por el bosque, paseando  por los campos, viendo los campos sembrados, viendo los frutos de los árboles..."


Os comparto en el siguiente enlace la entrevista que Marcela Pironti me hizo para su canal de EADA TV. Fue una experiencia enriquecedora. Desde aquí quiero agradecer el trabajo documentado, el interés y el cuidado que Marcela Pironti realizó durante todo el proceso de realización de la entrevista. Un saludo.

Carles






domingo, 6 de junio de 2021

PRESENTACIÓN DEL LIBRO ANATOMÍA DE LAS EMOCIONES

 Anatomía de las emociones describe el recorrido de una sociedad autoritaria ( anterior a 1968) a una sociedad más permisiva y al nacimiento de la cultura de lo políticamente correcto.


jueves, 25 de febrero de 2021

GRUPOS, AGREGADOS y MASAS


En esta primera entrada quiero presentaros un artículo que resume mis experiencias en el campo del Group Analysis, que inicié en la década de 1970 en el Institute of Group Analysis de Londres, en donde tuve la suerte de conocer a los pioneros en este campo como fueron: Foulkes, Ezriel, Bion  y otros psicoanalistas que empezaron a trabajar en grupos.





GRUPOS AGREGADOS Y MASAS: EL INCONSCIENTE SOCIAL